Biblioteca Concurso Fotos Links Login CdNorte Ranking Resultados Descargas Reglamento Juveniles Consultas
VOLVER AL INICIO - AGREGAR A FAVORITOS

 

 

 

 

Claudio y Mesalina

 

por Lukasz Pikier Sławinski

 

 

 Se podría pensar que Robert Graves, en sus novelas históricas: Yo, Claudio y Claudio el Dios, escribió todo lo que fue necesario! Bueno no es así, se olvido de mucho! Y hoy y aquí le presentamos lo que omitió...sabe Dios porque!

 

En el año 795 A.C. el divino Claudio se sentó a jugar una partida de bridge en el Palacio Imperial con su compañera y esposa, la encantadora, delgada,  y morocha Mesalina. Debido a que los senadores, como lo indican los registros, adulaban en exceso al César, se vio obligado a seleccionar a sus opositores, entre las clases bajas. En esta ocasión optó por Narciso (un fiel ministro) y el capitán de la guardia (un intermedio entre bárbaro y alemán).

¿Cómo juegan los romanos?


En primer lugar los juegos de  bridge no duraban hasta que la primer pareja anotara un game vulnerable. Los Romanos valoraban demasiado la vida para gastarla en interminables rubbers, como Phileas Fogg y otros miembros del Club de la Reforma. Cada partido se jugaba de forma independiente y todos los puntos ganados se anotaban "por encima de la línea", gracias a lo cual era posible determinar de antemano, sin ningún remordimiento, cuantas manos se iban a jugar en la sesión y hasta en un torneo.

 

 Además ser jugaba sin prisa y poco tiempo. Pocas veces se jugaba por mas de una hora romana (que era alrededor de 40 a 80 minutos de hoy), pero con tal deleite que en ese tiempo se las arreglaban para jugar seis manos. De acuerdo con la máxima romana que dice que: "Los comentarios son la mitad del placer", no consideraban nada perverso las discusiones durante el juego o las largas diatribas después del mismo. Pero por encima de todo, el bridge era practicado exclusivamente por aristócratas.

 En la ultima mano de ese día la subasta fue el siguiente:

 

 

Capitán de la Guardia

 

 

 

Claudio

 

 

Mesalina

 

7 5

K 5

A K Q 10 8 4

Q J 10

 

A J 10 3

10 3 2

9 6 2

K 7 5

 

Claudio

Mesalina

 

 

1NT

2NT

 

 

3NT

pass

 

 

 

Fiel Narciso

 

 

 

 

 

 El sistema era puro y simple:

 

 

 

1NT

=

Debemos cumplir este contrato

 

 

 

2NT

=

En ese caso este también lo cumplimos

 

 

 

3NT

=

Entonces este también lo cumplimos

 

 

 

pass 

=

No podemos ir mas arriba!

 

 

 Al terminar la subasta a Cesar lo llamaron para resolver un tema de estado, así que el juego de la mano recayó en Mesalina. Ella estaba muy contenta porque hasta el momento no había sucumbido a los encantos del Capitán de la guardia. El salio de trébol, Narciso puso el A y para el gran disgusto de Mesalina volvió trébol.


   Como „sucumbir” ahora... pensó ella?

     

 La historia Romana nos enseña que „sucumbir” era el pasatiempo favorito de Mesalina y que había desarrollado una gran habilidad en sucumbir.... En términos de bridge sucumbir significaba perder a propósito, como en los deportes de nuestros días. Pero como perder este contrato teniendo 9 bazas de arriba??

     

Mesalina lo resolvió: ella „accidentalmente” jugo el K! en vez del K y ostensiblemente mostró signos de pánico por su no intencional error. (Oh! Mi amado Claudio! Estoy tan avergonzada e infeliz. Yo quería jugar el K, pero – pero con rojo aquí y rojo allá...

 El Capitán hizo la baza con el A y antes de ver lo que jugo en la siguiente baza, estudiemos la situación:

 

 

Capitán de la Guardia

 

 

 

 

Mesalina

10

 

A

9

2

 

J

 

 

 

 

K

 

 

 

2

 

 

 

 

5

A

8

9

 

7

 

 

 

 7 5
 5
 A K Q 10 8 4
 Q

  A J 10 3
  10 3
  9 6 2
 
K

 

 

Fiel Narciso

 

 

 Porque las cartas jugadas estaban dadas vuelta sobre la mesa?

 

 Bueno, los romanos cumplían con la regla: „lo que el hombre ha revelado no puede ser ocultado de nuevo por el hombre” y por eso NUNCA DABAN VUELTA LAS CARTAS JUGADAS sino que las colocaban cara arriba, en frente de cada uno, sobre la mesa en el orden natural, o sea de izquierda a derecha. Esconder las cartas ya jugadas era considerado pura maldad, ya que forzaba a todos a innecesarios esfuerzos de memoria.

 Volvamos al juego: 

 

Capitán de la Guardia

 

 

Mesalina

 

7 5
K 5

A K Q 10 8 4

Q J 10

 

Fiel Narciso

K

A Q 4

J 7 5 3

9 6 4 3 2

 

   

   

 

A J 10 3
10 3 2
9 6 2
K 7 5

 

 

El Capitán recordaba que contra contratos a NT era bueno salir de palos largos. Y cual era ese palo cuando tomo la baza? Diamantes!

 

Q 9 8 6 4 2
J 9 8 7 6

A 8

 

 

 El Capitán jugo un diamante chico y  … Narciso no siguió el palo !!!

  

 Aquí se necesita una explicación:  Los colores de los palos se usaban cambiados lo que fue decretado por Cesar para que su amada mujer no pudiera equivocarse con los colores...rojo aquí...rojo allá

 

Y que lecciones para el futuro podemos aprender de todo esto?
Los Romanos jugaban al bridge no como si este fuera una tortura dolorosa sino un pasatiempo agradable y placentero. Por lo tanto vale la pena tratar de imitarlos:


        SEPARE CADA MANO UNA DE LA OTRA


             NO JUEGUE DEMASIADO RÁPIDO...NI DEMASIADO TIEMPO

 

                  NO OCULTE LAS CARTAS JUGADAS


          Y CAMBIE LOS COLORES DE LOS PALOS: ESPADAS AZUL, DIAMANTES PÚRPURA, TRÉBOLES VERDES.