Biblioteca Concurso Fotos Links Login CdNorte Ranking Resultados Descargas Reglamento Juveniles Consultas
VOLVER AL INICIO - AGREGAR A FAVORITOS

  

 

Rompiendo las Reglas: Doblos de Apoyo

 

 por Joshua Donn para Bridgewinners 

 

 

 “Los jugadores avanzados conocen las reglas. Los Expertos saben cuando romperlas.”                                                                                                                                   Anónimo

 

 

 El Doblo de Apoyo es una de mis convenciones favoritas. El doblo de apoyo se aplica después de la apertura y respuesta a nivel 1, y sin interferencia en salto por la cuarta mano: doblo (o redoblo) por el abridor muestra 3 cartas en el palo del respondedor. Me gusta esta convención porque da información valiosa en un amplio rango de manos al nivel mas bajo posible. Ocurre muy seguido y crea inferencias útiles respecto a otros cantos.

 

 Sin embargo, creo que muchos jugadores dañan sus resultados por ser demasiado religiosos al usarlos. Siempre hacen los doblos de apoyo con 3 cartas de apoyo, al punto que explican un paso o cualquier otro canto del abridor como una forma de negar 3 cartas en el palo del respondedor. Tal como cualquier otro canto, los doblos de apoyo funcionan mejor cuando se aplican con buen juicio. Aquí les acerco algunas guías para que usen cuando estén considerando si hacer o no un doblo de apoyo

 

Poca ofensividad

 

 Es sabio considerar pasar en vez de hacer un doblo de apoyo cuando la fuerza ofensiva de su mano es extremadamente bajo el promedio. Los ejemplos de poca ofensividad incluyen: una mano minima, con poca distribución, falta de honores en el palo del compañero, valores lentos (Q y J) en el palo del enemigo, pero tan importante como todo esto es el nivel al que se esta desarrollando la subasta. Este concepto del "nivel de la subasta" se va a comprender mejor con un ejemplo. Suponga que UD tiene:  x x x Q J x Q J x x A Q x y la subasta viene: 1 P 1 2.

 

 Hay muchas razones para pasar en vez de hacer un doblo de apoyo. Primero UD casi tiene una apertura. Su distribución es la horrible 3-3-4-3. No tiene nada en el palo de su compañero. Y quizás lo mas importante, UD va a poner a jugar a su partner en un fit 4-3, en muchas de sus posibles manos mínimas, ya que no va a poder hacer otra cosa que decir 2.

 

 En contraste, suponga que con la misma mano la subasta comienza 1 P 1 1. Ahora me parece que UD debe hacer un doblo de apoyo, independientemente de su mano minima y mala distribución, porque el nivel de la subasta es mas bajo dado que su partner tiene mas opciones después del doblo. Si el tiene solo 4 cartas de corazón, puede decir 1NT o 2, haciendo a la subasta algo mucho mas seguro. También note que en este segundo ejemplo el QJx lo tiene en el palo de su partner en vez de en el palo de los opps, un gran plus para la ofensiva.

 

Una Redeclaración mas Descriptiva

 

 Otra razón para no hacer un doblo de apoyo es porque UD tiene una redeclaración mejor. Digamos que UD tiene:

  A x J x x x K Q J T x x x y la subasta viene 1 P 1 1. Yo redeclararía 2 en vez de un doblo de apoyo. La mejor característica de su mano es el excelente palo séptimo de trébol, y no su apoyo tercio a corazón. 2 además deja en claro que su mano es minima, lo que es crucial ya que UD va a querer competir a nivel 3 en trébol si los opps dicen 2 a su izquierda. En esencia, 2 comunica dos aspectos de su mano: los valores mínimos y el buen palo de trébol, que va a dejar a su partner mucho mejor parado en la subasta. Si UD estuviera por hacer un doblo de apoyo, eso no limitaría la fuerza de su mano para nada, así que un canto subsiguiente de 3 sugeriría una mano mas fuerte que la que tiene. La misma mano pero cambie los corazones a A x x seria una candidata perfecta para hacer un doblo de apoyo y decir 3 en la siguiente ronda. Es fácil imaginar  a su partner buscando 3NT frente a la segunda mano pero no en la primera teniendo: x x x Q x x x Q J x x A x.

 

Una Apertura Débil en Tercera Posición

 

 Esto merece una mención rapida, pero si UD abre en tercera y después hace un doblo de apoyo, eso debería prometer algo parecido a una apertura normal. Así que si UD tiene: x x x Q x x x x A Q J x x y toma la decisión táctica de abrir de 1 en tercera para avisarle a su partner de una buena salida y aparece la oportunidad de hacer un doblo de apoyo en la siguiente rueda de la subasta, no lo haga! Su Partner puede ya saber que hacer en su próximo turno de una subasta competitiva, así que después de su riesgosa apertura su objetivo mas importante es avisarle a su partner que vaya despacio.

 

 Llego el momento de probar lo aprendido. Pruebe este test:

  1. K x x x x x A K Q x x x x – 1 P 1 2 ? RTA

  2. K Q 10 x J x x A K Q K J x – 1 P 1 1 ? RTA

  3. J x x x K Q x J x x K Q J – 1 P 1 2 ? RTA

 Espero que esta discusión respecto de los doblos de apoyo haya sido útil y les haya abierto los ojos a nuevas ideas. Sin embargo mis ideas ciertamente no son absolutas. Cuales son las situaciones donde UD siente que esta mal hacer un doblo de apoyo? Esta de acuerdo en hacer un doblo de apoyo con 4 cartas de apoyo? o quizás con un doubleton? Y que tal eso de apoyar con 3 cartas aunque jueguen doblos de apoyo? Piense...piense...piense...