Biblioteca Concurso Fotos Links Login CdNorte Ranking Resultados Descargas Reglamento Juveniles Consultas
VOLVER AL INICIO - AGREGAR A FAVORITOS

                                                            

            

La Plenitud del Esquiador de Fondo

 por Bernard Marcoux, Ste-Adèle

 

Viajando 5 semanas por Europa descubrí que extrañaba el bridge.  Era la primera vez que me sentía así. Analizando mis sentimientos (no soy para nada un jugador de bridge), identifique que no extrañaba el juego en si mismo, sino la forma en que me siento mientras lo juego. 

 

En ese momento experimenté un bien conocido fenómeno entre los que corren carreras de larga distancia o son esquiadores de fondo: después de los 2 o 3 primeros kilómetros, el esquiador entra en ritmo, un nivel (también conocido como el segundo viento) donde ya no siente esfuerzo ninguno, donde siente que podría esquiar por siempre sin sentir fatiga. 

 

    El tempo de esquiar, los brazos empujando los bastones en perfecta sincronía, alcanzar esa euritmia que no se quiere perder: izquierda, derecha, izquierda, derecha, izquierda... en una superficie plana alcanzar, el propio ritmo para evitar convertirse en viento y así acceder finalmente al nirvana, es como si uno flotara. Si no se ha sentido esa sensación, no se puede llegar nunca a comprender el paraíso, es como que nunca se ha probado la eternidad.  Hoy sabemos que esa sensación proviene de una droga llamada endorfina, secretada por el hipotálamo, que tiene propiedades analgésicas porque suprime el dolor.  Esta sensación también existe en el bridge. Después de los primeros esfuerzos, la mente a veces accede a un estado de claridad y uno se vuelve extra lúcido.

 

Antes del match, se siente ese nerviosismo causado por la anticipación del placer y por ese débil miedo a cometer errores que yace bien profundo debajo de la confianza que se ha adquirido con los años.  Uno es capaz, uno sabe que es capaz, pero el miedo escénico siempre esta presente, como antes de una recorrida de 20 kilómetros en ski: uno siente una pequeña debilidad en las rodillas, una aprehensión a la partida, uno se pregunta si el cuerpo va a reaccionar correctamente, si la cera es la correcta o si los tríceps van a reaccionar con energía.

 

En bridge, después de las 2 o 3 primeras tablillas, uno a veces accede a este segundo viento y el signo mas obvio es esa lucidez, esa claridad de pensamiento que le da a uno, inmediatamente después de la salida, la cuenta completa de la mano.

 

A veces, uno necesita escalar una montaña, se debe ser cuidadoso para no presionar, mantener el ritmo es lo mas importante. Si no se lo hace, se puede llegar a la cima sin energía. Cuando se llega a la cumbre de la montaña y se comienza a descender, uno también debe refrenarse.  Conservar la energía hasta los últimos 2 kilómetros, recién entonces uno puede soltarse, empujar al máximo para deslizarse lo mas rápido posible e intoxicarse en uno de esos pocos instantes en los que uno le puede robar a la propia mortalidad.

 

En bridge, muy seguido, el ascenso es duro porque, al principio de la mano, uno tiene pocas claves. Por eso es necesario tomarse mas tiempo, pensar, regular para: contar, imaginar, visualizar. Después de 4 o 5 cartas, uno accede a ese Plateau donde se conocen todos los elementos, la cuenta es clara y lo único que hay que hacer deslizarse.  Pero no se puede pasar todo por alto, si se juega muy rápido, siempre es posible un error.  Cuando solo faltan 2 o 3 cartas, entonces se puede presionar, ya se sabe si uno va a vencer o va a ser derrotado.

 

En 4ta posición, UD recibe:  J962  xx  AKx  AK9x

 

LHO pasa, su partner pasa y RHO abre 1.  UD sobre declara 1NT.  Su Partner, después de hacer un transfer a corazón dice 3NT.  LHO sale del 4.

 

Muerto

K7

QJxxx

Qxx

Qxx

 

UD

J962

xx

AKx

AK9x

 

 UD primero cuenta sus bazas: 3 tréboles, 3 diamantes, eso es todo. Bien, la nieve esta bien y su cera es perfecta, no es necesario correr, regúlese, es una cuesta arriba, no se extenúe enseguida.  Primero unos ejercicios de pre-calentamiento (para evitar una tendinitis cerebral), analice la salida: si es de la 4ta, la regla del 11 le dice que hay 7 cartas mas grandes que el 4. 

 

 Entonces su RHO tiene dos cartas mas altas que ese 4. Tiene A Q secos?  Posible.  O tiene Ax o Qx.  De todos modos, UD no tiene porque jugar el rey del muerto. UD le pide a su compañero que juegue chico y su RHO juega la Q y vuelve . UD juega chico, LHO juega el 3, confirmando 5 cartas. El K gana y… UD recupera la respiración.

 

 Que tiene RHO? El tiene la Q, el J y el J, eso suma solo 4 PH; necesita tener el AK, abrió en 3ra posición para hacer algo de ruido, pero UD puede analizar ese ruido y usarlo para su propia ventaja. UD necesita 9 bazas. UD ya tiene una baza de espadas, mas 3 de diamante, 4 bazas, mas 3 en trébol: 7 bazas. Le faltan 2 bazas y la posición del A y K le dice que no va a hacer baza en ese palo.

 

 Es que la colina es demasiado alta hoy? O es que ya ha gastado toda su energía?  Sin embargo el clima es el ideal, la cera esta perfecta y sus piernas están fuertes.

 

 Vuelva a analizar. Ve por donde comenzar? Mantenga calma su respiración, cálmese para mantenerse en control.

 

 Cuente de nuevo.  UD necesita 9 bazas: tiene 1 en espadas, 3 en diamante y 3 en trébol, 7 bazas. UD absolutamente necesita hacer 4 bazas en trébol, con lo que llega a 8 bazas…  De repente, UD siente que recupera el control, su respiración se normaliza, todas esas horas de práctica han sido fructíferas.  Si UD hace 4 bazas de trébol, eso significa que el trébol esta 3-3.  Así que su RHO tiene 3 tréboles, además UD ya sabe que tiene solo 2 cartas de espadas. Su mente comienza a ver todo mas claro: RHO ha abierto de 1, así que tiene por lo menos una carta mas en diamante que en trébol.  Cuantos diamantes tiene?  Controle su respiración, no se apure.  Lo mas probable es que su RHO tenga 4 corazones y 4 diamantes.

 

 Entonces las 4 manos son:

 

Muerto

K7

QJxxx

Qxx

Qxx

LHO                                         RHO

A10xxx                                   Qx           o          Qx

xx                                          AKxx                    AKx

xxx                                         Jxxx                    Jxxxx

xxx                                         Jxx                      Jxx

 

UD

J962

xx

AKx

AK9x

 

 Analice una vez mas: UD necesita 9 bazas: tiene 1 en espadas, 3 en diamante y 4 en trébol, 8 bazas. UD necesita una mas y la posición del AK significa que no puede hacer ninguna baza de corazón.  Sin embargo, UD ABSOLUTAMENTE necesita hacer una baza a corazón.  Imposible, pero es la única forma.  El enigma de la Esfinge, el Nudo Gordiano, la cuadratura del círculo, el trébol de cuatro hojas, comprender a las mujeres ( y jugar con su esposa), todos esos imposibles giran en su cabeza. Pero al mismo tiempo, UD se siente en control y en calma. Estos sentimientos indican que UD siente que hay una solución.

 

 Como UD no puede jugar corazón, adelanta sus 4 tréboles. En el 4to trébol, LHO descarta un diamante, UD descarta un corazón del muerto, RHO duda, piensa y finalmente descarta el 9.

 

 PIENSE, respire y visualice!  Si RHO tuviera la 2nda mano:

 

ESTE

--

AK

Jxxxx

--

 

 Todo lo que debería hacer es jugar un corazón aflojando en el muerto. Este gana con el A o K, y va a tener que volver diamante, UD gana en la mano y afloja un 2do corazón, estableciendo 2 bazas de corazón en el muerto para anotar +430.

 

 A la distancia aparece la señal del Km. 35, UD ya esta respirando un poco mas pesado, esta yendo demasiado rápido, contrólese.  UD sabe que esa señal, la de los 35 Km., es engañosa, parece indicar el fin de la cuesta, pero solo es una ilusión.  Cuando llegue a la señal de los 35 Km., aun le falta otro kilómetro de subida antes de llegar al Kilómetro 34, el comienzo de la verdadera cuesta abajo. No se apure, piense de nuevo:  realmente Este tiene ahora A K secos? Le regaló el contrato por descartar corazón?  NO...Así que su mano debe ser la otra:  Qx  AKxx  Jxxx  Jxx

 

 El descarte de corazón de Este muestra que tiene 4 cartas de corazón, y por lo tanto 4 de diamante. Así que todo lo que debe hacer es adelantar el A, K, Q, y jugar un corazón a la Q: Este va a hacer su A y K, y un diamante, pero no le va a quedar otra que volver corazón al J del muerto para su 9na baza. Un mágico +400.

 

 Este juego paso a paso le ha dado a UD un shot de adrenalina (el enemigo numero 1 del jugador de bridge, pero en este momento UD se puede dar ese lujo), y UD empuja aun mas fuerte sus esquíes y bastones.  Impresionante!!!

 

 Aparece la señal del Km. 34, pero UD sabe que el descenso recién comienza en el Km. 32.  UD ha ahorrado alguna energía para que los últimos minutos sean de disfrute total.  En el momento en que UD siente que esta comenzando el descenso, el momento en el que sus piernas sienten que ya no sube mas, el momento cuando UD ya no siente que los muslos le queman. UD sabe que ha triunfado, UD sabe que literalmente va a entrar al cielo, que se va a emborrachar con la velocidad (las técnicas del patinaje le permiten llegar a velocidades entre los 40/50 Km./h).

 

 Los esquiadores que UD ve que aun están subiendo son como fantasmas que le pasan por la derecha y la izquierda; UD literalmente esta volando, en la nube numero nueve.

 

 UD ha conquistado la gravedad, ha derrotado su propia debilidad, su inclinación a renunciar, porque es demasiado duro, y UD ha conquistado su propia imperfección, esta viviendo la plenitud del esquiador de fondo.

 

La mano completa:

 

                                                         MUERTO

K7

QJxxx

Qxx

Qxx

OESTE                                         EAST

A10xxx                                      Qx

xx                                             AK109

xxx                                            Jxxx

xxx            

                     UD

J9xx

xx

AKx

AK9x