Biblioteca Concurso Fotos Links Login CdNorte Ranking Resultados Descargas Reglamento Juveniles Consultas
VOLVER AL INICIO - AGREGAR A FAVORITOS

                                                            

 THE NEW YORK TIMES

 

 12/12/2008

 

 

Sector Deportes

Dos Campeones, pero solo uno  podia ganar esta pelea

Bob Hamman, que ha ganado 11 campeonatos mundiales en el Contract Bridge, perdió una batalla legal con el ciclista Lance Armstrong.

 
 

Bob Hamman está condenado a ser recordado como el hombre de negocios que perdió un acuerdo de $ 7.5 millones contra Lance Armstrong. Pero Hamman no está acostumbrado a perder, e incluso ha ganado más campeonatos que el propio Lance.


Ambos son gigantes en las competencias que requieren de una voluntad de hierro y una parte trasera de hierro. Mientras que Armstrong ganó el Tour de Francia siete veces consecutivas desde 1999 hasta 2005 - y está hablando de que va a participar del Tour el próximo verano - Hamman ha ganado 11 campeonatos del mundo y decenas de otros títulos importantes en el deporte nicho llamado Contratc Bridge.


Los dos probablemente son más parecidos de lo que se han reconocido ser, en su justa legal desde hace tres años.


"Después de una competición, usted y su oponente no pueden ser los mejores compañeros porque alguien ha ganado y alguien ha perdido", dijo Hamman el otro día.

 

Armstrong, que mira ferozmente tanto a sus enemigos como a sus compañeros de equipo, probablemente estaría de acuerdo con la opinión que tiene Hamman del mundo:..."La competencia es un marco inocente... donde cada uno de nosotros descarga sus agresiones" Y casi nadie muere, agrega.

 

Hamman, 70, estuvo en Nueva York el jueves luego de su participación en un campeonato que jugo en Boston. todavía está resentido por un caso del año 2006 que lo obligó a pagarle a Armstrong $ 5 millones en premios, más $ 2.5 millones en intereses y comisiones.

 

Se convirtieron en la pareja de los tiempos - Ali y Frazier del derecho del deporte - después de que Armstrong y su equipo ingresaron a la compañía de Hamman, SCA Promotions de Dallas, que se autodenomina "una empresa internacional de servicios de marketing, especializada en la cobertura de riesgo y soluciones de tecnología para Sorteos y Juegos ", incluyendo: hoyo-en-uno en eventos de golf, deportes y concursos por los medios de comunicación, ventas y promoción de productos de consumo.

 

La empresa de Hamman le pago a Armstrong $ 1.5 millones por haber ganado el Tour del año 2002 y otros $ 3 millones por ganar el del año 2003, pero se resistió a pagar $ 5 millones cuando Armstrong ganó el Tour del 2004. Hamman dijo que comenzó a sospechar que Armstrong pudo haber consumido drogas para mejorar su rendimiento en la publicación de un libro escrito por David Walsh y Pierre Ballester, "LA Confidentiel ", que nunca ha sido publicado en Inglés.


Armstrong, que nunca ha tenido un test oficial positivo, y ha negado haber usado sustancias para mejorar el rendimiento, fue a la corte por los $ 5 millones. Sin pronunciarse sobre el testimonio, un tribunal de arbitraje de tres personas dictaminó que la empresa de Hamman había estado en el negocio de seguros a los efectos de esa apuesta. Con toda una vida de saber leer las cartas, Hamman decidió que las probabilidades eran 100 a 0 en su contra.


"Se acabó", dijo Armstrong en el momento. "Hemos ganado. Ellos perdieron. Yo estoy completamente revindicado. "
Un icono carismático para los pacientes con cáncer, Armstrong esta ahora contratando su propio servicio de pruebas de drogas para su regreso al deporte a partir de enero en Australia.

 

Hamman ahora cree que él debería haber considerado al contrato de $ 5 millones menos como un contrato de riesgo y mas como un salario pagado en parte por el patrocinador del equipo en el momento, el United States Postal Service. Pero él se encoge de hombros y agrega: "Es la naturaleza de la vida. "


Mientras que Armstrong está planeando su retorno a las pistas, Hamman no ha desaparecido. Es nativo de California, y pasó un año en el Occidental College (la primera universidad de Barack Obama), pero se vio mas atraído por la sala de juego del campus y nunca acumulo muchos créditos. En 1969, fue reclutado a Dallas por Ira Corn, un financiero que estaba reuniendo el "sueño americano" del bridge, un equipo que se llamo los Ases de Dallas.

 

 Durante varias décadas su pareja fue Bobby Wolff. "Wolffie y yo hemos estado jugando al nivel mas alto mundial durante mucho tiempo, hoy vivimos como veteranos de guerra con sus cicatrices de batalla, y conseguimos odiar un poco mas a nuestros oponentes de lo que conseguimos odiarnos entre nosotros", dijo Hamman al The New York Times en 1987.


Los Ases duraron mas que la primera potencia mundial en bridge de su tiempo, el equipo italiano el Blue Team, que se disolvió abruptamente después de ciertas sospechas de deshonestidad.


"La existencia de ese engaño, probablemente se podría establecer mediante la revisión de las manos que se jugaron," dijo Hamman el jueves, señalando que un competidor cuestionable puede ser visto "adoptando medidas inusuales sólo durante el trabajo, estableciendo asi una huella digital estadística." Él piensa que algunos deportes - El béisbol y el ciclismo, sobre todo - han sido lentos respecto de políticas sobre uso indebido de ciertas drogas.


Hamman es un hombre corpulento de el pelo gris, y exuda una tenaz persistencia. Ha aprendido a no beber alcohol o a comer una comida antes de la competición, después de ver competidores desvanecerse.


En 2003, Hamman participó en uno de los épicos colapsos en cualquier deporte, durante la Bermuda Bowl en Mónaco.
Junto con Paul Soloway, un paciente del corazón y con la resistencia limitada, vio al famoso Lorenzo Lauria tocar una carta equivocada en un momento crucial, y todos supieron en ese momento que era un error costoso, gracias al cual el equipo de Hamman venció a los italianos, 304-303.


"Estaba cansado....", dijo Hamman de Lauria. (Soloway murió hace un año.)


Ese colapso fue similar a lo que le ocurrió a Zinédine Zidane de Francia, que le dio un cabezazo a un rival italiano frente a los ojos del mundo durante la Copa del Mundo de fútbol 2006 en Berlín.
Sin Zidane, que fue expulsado, Francia perdió en por penales.


"Tuvimos una participación en ese partido", señaló Hamman jueves. Después de haber asegurado una victoria francesa para un cliente de negocios, Hamman estaba viendo el topetazo de Zidane desde su oficina en Dallas. Esta aventura de Zidane le fue costosa, pero es justo la parte de hacer negocios, al igual que el caso Armstrong.


Ellos van por caminos separados, Armstrong pedaleando, y Hamman subastando, vinculados como ganador y perdedor en la memoria pública, en lugar de como dos campeones de sus propios mundos que una vez encontraron una forma de competir.