Biblioteca Concurso Fotos Links Login CdNorte Ranking Resultados Descargas Reglamento Juveniles Consultas
  VOLVER AL INICIO - AGREGAR A FAVORITOS

 

Dave Huggett: Haciendo Fallar a la Mano Larga

 

Los defensores a veces se confunden, pensando que obligar al declarante fallar en su mano es malo. De hecho, el declarante usualmente esta ganando bazas que hubiera hecho de todas formas – al precio de acortarse en su tenencia de triunfos.

 

 

 Esto puede ser bueno para los defensores como veremos en los siguientes ejemplos:

 

 

7 6 4
9 5 3
A Q
K Q 8 6 4

  A 8 3 2
K Q J 8 2
8 2
10 7

5
A 7 4
10 9 6 5 3
J 5 3 2

 

K Q J 10 9
10 6
K J 7 4
A 9

 

 Sur llega a 4 y Oeste sale del K. Cuando es baza, sigue con la Q. Cuando también gana le es claro que el declarante empezó con solo 2 corazones y va a fallar la siguiente vuelta. Esto puede hacer tentador el cambio de palo.


 Ahora considere el efecto de una tercer ronda de . El declarante tiene que fallar y se va a quedar con solo 4 cartas de espadas, el mismo numero que Oeste. El va a tratar sin dudas de sacar los triunfos jugando el K un esfuerzo para persuadir a Oeste para que gane pero el se rehúsa.

 

 Se niega la siguiente vuelta también y el declarante debe abandonar la jugada de triunfos. Si juega una tercer vuelta Oeste gana y juega otra vuelta de corazón, obligando al declarante a usar su ultimo triunfo! Dos abajo!!!

 

 Lo mejor que puede hacer el declarante es parar de destriunfar en la segunda vuelta y jugar los menores. Oeste va a fallar con su triunfo chico y el game se va solo una abajo.  Note que con cualquier otra defensa el contrato se cumple.

 

 Muchas veces es mejor mantenerse pasivo como defensor para no abrir palos para la ventaja del declarante. Muchas veces UD puede hacer esto dejando que el declarante falle en la mano larga como muestran ambos ejemplos.

 

 

K J 9
J 7 3
7 5 3 2
K 6 3

  10 3
K 9 5
A K Q 9 8
Q 9 7

Q 7 6 5 4 2
4
J 4
10 8 5 4

 

A 8
A Q 10 8 6 2
10 6
A J 2

 

 Oeste comenzó con dos diamantes altos contra un contrato de 4 por Sur. Sabiendo que Este casi no tenia nada Oeste continuo con un tercer diamante que el declarante fallo.


  Después entro al muerto con un trébol al K y jugó el J que dejó correr. Oeste ganó y jugó otro diamante, forzando a fallar al declarante nuevamente.

 

 El Declarante tiene ahora que optar entre situaciones perdedoras, y con ambas finesses negras que no salen se va una abajo.

 

 Si Oeste hubiera cambiado en la tercer baza a un palo negro, le hubiera dado al declarante la baza que le faltaba y el contrato!


 Parecería que siempre es bueno reducir la tenencia de triunfos del declarante. Esto no es así. Podría necesitar adelantar bazas y por lo tanto no perder la mano. Otra situación es cuando el declarante se va a embarcar en un fallo cruzado o sus triunfos son altos; es muchas veces mejor que UD juegue triunfo para acortar las posibilidades de fallo del declarante.


 En la siguiente mano Sur juega 4 después que Este abrió de 1.

 

 

K 7 5
10 8 6 4
8 5
A Q J 10

  4 2
7 5 3
10 9 7 6 2
8 6 5

6 3
A K J 9
K Q 3
K 9 3 2

 

A Q J 10 9 8
Q 2
A J 4
7 4

 

 Desde ya UD tiene que tener una razón para hacer fallar al declarante; a veces es mas importante hacer un cambio de palo.


 Oeste sale del 5 contra un contrato de 4.

 

 Este ganó con el K y adelantó el A, donde Oeste juega el 7.

 

 Sabiendo que Oeste tiene un tercer corazón, y entonces Sur ya no tiene corazón, seria un error para Este persistir en ese palo por dos razones.

 

 Primero, hacerlo afirma el 10 del muerto; mas aun los defensores perderían un tiempo vital.


 El declarante fallaría la tercer vuelta del palo, destriunfa con el A y la Q, cruza al A y descarta un trébol en el corazón ganador. Después una finesse-fallo se va a hacer cargo de su K, haciendo no 10 sino 11 bazas.

 

 Así que los defensores se deben mantener un paso adelante y Este debe cambiar al K en la baza 3 después de hacer el segundo corazón. Después cuando la finesse de trébol falla, el declarante termina perdiendo dos corazones, un trébol y un diamante.

 

 Esto derrota al contrato por una baza.

 

 Hacer que la mano larga en triunfo falle, es una buena manera de que el declarante se quede sin triunfos y muchas veces es una buena estrategia para hacer una jugada segura – pero cuídese de hacerlo sin mirar primero los peligros.