Biblioteca Concurso Fotos Links Login CdNorte Ranking Resultados Descargas Reglamento Juveniles Consultas
VOLVER AL INICIO - AGREGAR A FAVORITOS

                                                            

 

 

 

 

 Jerry  Helms tiene una columna en el Boletín Mensual de la ACBL que se llama:

 

 

Preguntale a Jerry

 

 Puede ver un archivo de las preguntas y respuestas en ingles haciendo click aquí.

 

 

 Iremos traduciendo algunas y publicándolas en este sector.

 

 

 

 

 

 Pregunta:  Mi partner y YO venimos de dos escuelas de subasta. Ella viene del bridge universitarios de hace 40 años, mientras que yo he estado aprendiendo el estilo moderno. Los libros de mi compañera dicen que ambos el abridor y el respondedor deben sumar los puntos por distribución de sus palos cortos.

 

  Esta no es la manera en la que yo aprendí...y hasta le escuche a UD...en un curso..puede profundizar el tema.

Distribucionalmente Molesta

 

 Querida DM:

 

 Que si puedo profundizar?...

 

Primero un poco de historia: Charlie Goren y yo no hemos estado en perspectiva respecto de la evaluación de las manos por años.

 

Casi todos sus libros sugiere que el abridor debe sumar 3 PH por un fallo, 2 por cada singleton y 1 punto por doubleton. Yo con todo respeto no estoy de acuerdo!!!

 

Considere la siguiente mano:

 

  A 8 7 3 - A K 8 6 2 Q J 7 5

 

Para Mr. Goren:  14 PH mas 3 puntos de distribución por el fallo, creando una mano de 17 puntos apertura de fuerza media.

 

Para Jerry: Que respuesta es la mas posible con esta mano?

 

No seria un shock que el palo largo de mi compañero fuera corazón. Si la subasta va a terminar en cualquier numero de corazones como contrato final, donde están sus 17 puntos cuando se tiende en la mesa?

 

Similarmente, su la subasta termina en cualquier numero de NT esta mano vale 17 puntos? Yo creo que no!!!

 

Usando un cierto tipo de guía UD intenta calcular la probabilidad de que las cartas que UD tiene hagan baza tanto en ofensiva como en defensiva. La calidad de los puntos importa, la concentración de los puntos importa los 10 y los 9 importan, los palos largos importan, y los palos cortos pueden o no importar.

 

Los ases y los reyes están un poco devaluados y las Q y J un poco sobre valuados en la cuenta de los puntos. Los valores conectados son mas valiosos que los honores aislados.  Un buen palo largo es mejor que un palo malo. A veces en un contrato a palo el corto solo elimina una perdedora pero a veces para una perdedora y además crea una ganadora. 

 

Yo considero que la mano del ejemplo vale alrededor de 15 puntos, 3 bazas rápidas, mas honores conectados en un palo quinto.

 

Después de abrir de 1 si mi compañero dice 1, mis emociones se van al cielo...Desde mi perspectiva se establecen las espadas como triunfo, haciendo al fallo de corazón muy valioso. De hecho revalúo esta mano con 5 puntos mas por el fallo pasando de un buen mínimo a una mano máxima de 19-20 puntos que juega game frente a 5-6 puntos.

 

Porque 5 puntos del fallo?

 

Si salen del A el fallo del muerto vale mas que ese as!!! Suficiente respecto a evaluación de la mano básica.    

 

Quizás lo central de su pregunta sea esto: Estar corto vale lo mismo en la mano del abridor y del respondedor? Usualmente no. Compare estas dos manos similares pero muy diferentes donde las espadas son el triunfo:

 

 Declarante                  Muerto

 

A K Q J 10                9 8 7

 

7                             8 3 2

 

 Hay 5 bazas, si la salida es el A seguido del K el declarante puede fallar para eliminar una perdedora pero no puede crear una ganadora.

 

 

A K Q J 10                9 8 7

 

8 3 2                        7

 

En este ejemplo hay 7 bazas o 6 si salen a triunfo. Ya que fallando en el corto se eliminan perdedoras y se crean ganadoras.

 

Salvo por algo llamado "inversión del muerto" fallar en la mano donde están la mayoría de los triunfos, no crea ganadoras.  Fallar en la mano corta crea ganadoras. Por esta razón creo que es un error automáticamente agregar valor por los palos cortos en la mano con el palo de triunfo mas largo de las dos manos.