Biblioteca Concurso Fotos Links Login CdNorte Ranking Resultados Descargas Reglamento Juveniles Consultas
VOLVER AL INICIO - AGREGAR A FAVORITOS

 

 

Editorial del Boletín de la International Bridge Press Association Marzo 2012

 

 En la ley, en la mayoría de los casos, la culpabilidad o la inocencia no son determinadas por el motivo. Si uno viola la ley, el motivo puede ser tenido en cuenta en la condena, pero no en la determinación del veredicto. Parte de la razón de esto es la dificultad en la evaluación del motivo, pero la parte principal de ello es que es una acción que se considera ilegal. Por ejemplo, el asalto a mano armado no se perdona si fue debido a la necesidad del dinero. Sin embargo, nos piden que seamos defensores del "dumping deportivo" (como si pudiera existir algo así) ya que el motivo es supremo. Argumentan que un equipo tiene derecho (incluso hasta puede sentirse obligado) a perder un match si esto lo ayuda a ganar la competencia.

 

Foto: John Carruthers IBPA Bulletin Editor

 

En este caso, el dumping es la acción, y el mejoramiento de las posibilidades de alguien de ganar la competencia el motivo. Surgen dos preguntas: (1). ¿Es el  'dumping deportivo' honrado en alguna circunstancia? (2). ¿Puede el motivo ser determinado con certeza? Examinemos otros motivos potenciales de dumping. Un par de estos pueden ser: (a). mejoramiento de las posibilidades de otro para clasificar o ganar un evento; (b). beneficio personal financiero; (c). avance de la carrera de alguien. Por ejemplo, un patrocinador está de acuerdo con contratarlo si usted esta dispuesto a perder algún match a su favor. ¿Es cualquiera de estos motivos aceptable? Pensamos (y esperamos) que los defensores del dumping deportivo convengan que todos los motivos como el beneficio financiero, profesional o fraternal no son aceptables para perder un match. ¿Entonces por qué debería ser aceptable perder un match por alguna otra razón, digamos, para aumentar la posibilidad de ganar una competencia? ¿Es este motivo de algún modo más noble que estos otros? ¿Y qué si sus posibilidades mejoraran perdiendo un match o alguien le ofrece dinero en efectivo para perder un match? No estamos en absoluto en contra con el argumento de que los organizadores de eventos deben convencerse de enmarcar las condiciones de la competencia para prevenir el dumping. Conceder ventajas a los que finalizan mas arriba en los eventos con Round Robin (como el derecho a escoger los opps, arrastre, etc.) es una tentativa de hacer esto. Otra manera, quizás menos efectiva, es agregar regulaciones de antidumping escritas en las condiciones de competición. ¿Es esto suficiente para prevenir esta práctica?

 

Hay un grupo de jugadores y expertos que afirman que siempre es deportivo seguir las reglas. El conjunto de aquellos que tienen esta creencia se entrecruza con el grupo de los que también creen en el dumping deportivo. Sin embargo, que pasa si (a). las reglas prohíben el dumping en cualquier contexto, (y b). El formato de Round Robin con condiciones de competencia pobremente diseñadas genera la posibilidad de que ocurra? Suponga, por ejemplo, que hacia el final del Round Robin, el Equipo A puede prevenir que el Equipo B, su opositor primario, pueda clasificar y pierde contra el equipo C porque le mejora sus posibilidades de ganar el evento?, pero el dumping esta prohibido según las reglas. ¿Qué debe hacer el equipo A? ¿Seguir las reglas, o realizar el dumping?

 

Sabemos que los equipos deportivos comúnmente hacen dumping para mejorar sus posibilidades (la Copa Mundial de FIFA y la Liga Nacional de fútbol son ejemplos muy conocidos) y hay equipos de bridge de los que se sospecha que lo hicieron en el pasado. En la arena deportiva, el dumping nunca es admitido, y nunca se ha actuado después del hecho, porque es demasiado difícil demostrarlo, y daña la imagen del juego. En el bridge, el acto de enmarcar las condiciones de la competencia para impedir el dumping habla de la creencia que el dumping es al menos, impropio. Entonces digamos que no es solo cuestión de intentar hacer que las autoridades escriban mejor sus condiciones del concurso. Nosotros podemos creer que una ley esta equivocada, pero no debemos romperla imprudentemente, si aún así lo hacemos llamémoslo 'una infracción de la ley deportiva '.